ELARANNE

Imagino, viajero, que si has llegado hasta aquí, es porque te gusta viajar. Quizá lo hagas con tus pies, a caballo o usando esa fascinante parte de nosotros que a menudo no valoramos como se merece, la imaginación. Si es así, te proporcionaré todo lo que necesitas en tu periplo: suministros, indicaciones y mapas. Ah, pero recuerda que los caminos son imprevisibles y un viaje puede cambiarlo todo. Si estás dispuesto a asumir esta verdad, entonces te mostraré cómo es Elaranne.

Elaranne es el principal continente del mundo (a menudo llamado también Elaranne o Mundus) y el único conocido por la humanidad. Se especula con la existencia de al menos otro continente llamado Kelah´al, el lugar de procedencia de la raza eliir, pero los pasados intentos de llegar hasta sus costas acabaron en desastre por lo que se mantiene como un mito. Las Tierras de la Noche, situadas al oeste de Elaranne, no se consideran un continente a pesar de su extensión, sino un lugar situado a medio camino entre el mundo físico y el de una dimensión sombría. Cualquier humano lo bastante temerario para desembarcar en sus costas es engullido por las sombras y jamás vuelve a emerger de la oscuridad.

Elaranne está compuesta por cuatro grandes regiones: Balaeron, Tarkesia, el Yermo Helado y Fynnar. Las dos últimas están deshabitadas en gran parte de su extensión, pero en Balaeron y Tarkesia se levantan reinos y naciones que poseen siglos de historia. Debido a su extensión, es posible encontrar muy diversos tipos de terreno y clima en el continente, desde el clima subartico de la tundra del Yermo Helado y de Fynnar, pasando por el clima templado del enorme bosque de Athael, hasta el tórrido desierto de Alqejid, las selvas sureñas y los bosques durmientes de Varagor.

La mayoría de mitos y leyendas de la humanidad afirman que llegaron a Elaranne hace unos cuatro milenios y que surgieron del monte Ayrat, un volcán sagrado situado en el sur del continente. La humanidad vivió durante milenios supeditada a los eliir, una misteriosa raza que afirmaba ser la encarnación de la voluntad de los dioses. Con el tiempo la humanidad y los eliir se distanciaron hasta que estos acabaron por desaparecer de la faz del continente.

Balaeron

Balaeron fue, durante siglos, una tierra inexplorada para la humanidad. Con el tiempo, el rey Aeron Saandeth y sus descendientes la exploraron y colonizaron extendiéndose de sur a norte y de este a oeste. Fue la sede, durante más de un milenio, del imperio de Bal Aeronis. Tras la caída del milenario imperio, surgieron varios reinos y naciones de sus cenizas. En la actualidad hay cinco de ellos: Merethia, Eltar, Norvador, Isgarad y Moradhair. Existen otras naciones de menor entidad, como el Ducado de Kaedyr, Las Ciudades Libres, o la República de Messel, pero esos cinco reinos aglutinan a la mayoría de los habitantes y territorios de la región.

Tarkesia

Es el nombre de la extensa región situada en la mitad sur del continente de Elaranne, desde la cordillera del Muro de Lágrimas hasta la península de Alisanne y desde el Parshîl occidental hasta Varagor. Se la considera la cuna de la humanidad, el lugar donde surgió y vivió durante sus primeros milenios de historia. Hay cuatro grandes naciones establecidas en sus territorios: Azoria, Karif, Varagor y Essur. También hay otras naciones menores como la Liga del Saddir, las Ciudades Estado de Nakhad, los pueblos del desierto, las naciones piratas o las islas de Poniente. Además, Tarkesia es cuna de viejas naciones y civilizaciones extintas mucho tiempo atrás.

Aunque la leyenda dice que fue un lugar verde, lleno de vida, agua y paz, pues albergó el Jardín en casi toda su extensión, hoy en día Tarkesia es una región yerma, desierta e inhóspita en su mayor parte. El desierto de Alqejid condiciona la vida de muchos de sus habitantes y ha obligado a que la mayoría de ciudades y asentamientos estén situados en las cercanías de las zonas costeras.

 
 
© 2018 - El Trastorno de Elaranne por Rubén H. Ernand