REVELACIONES DE UN CUERVO

Reflexiones, locuras y fantasías de un escritor. Pensamiento, memoria y quizás también algo de sabiduría.

  • Rubén H. Ernand

Hellblade: Senua´s Sacrifice.



.¡Bienhallados, peregrinos!


Hoy no toca peregrinaje. Es lunes, un lunes lluvioso y gris (¿no lo son todos?), así que nos quedaremos en casa, cogeremos el mando y viviremos una historia interactiva. Sí, amigos, hoy toca hablar de un videojuego, pero como es costumbre lo haré desde el punto de vista de un contador de historias, no de un gamer. Y para ello nada mejor que hablaros de uno al que jugué allá por el principio de 2018 y que me ayudó a pulir algunos aspectos de mi primer libro, La primavera ausente, antes de su publicación. Hoy voy a hablaros de Hellblade: Senua´s Sacrifice.


En este videojuego encarnaremos a Senua, una guerrera celta (concretamente de la tribu de los pictos) que viaja hasta tierras nórdicas con la intención de entrar en Hellheim para rescatar el alma de su amado, asesinado por los vikingos durante una de sus incursiones. Tras este sugerente argumento se esconde un videojuego maduro, oscuro y doloroso, como la vida misma. Senua tiene un don, o más bien una maldición: oye voces, ve cosas y siente de manera diferente a los demás.


En realidad, este videojuego nos habla de la esquizofrenia en el contexto de la Alta Edad Media. Y os juro que esa sensación de locura que atenaza a la protagonista, de oscuridad, de ruido en su cabeza y de no saber qué es real y qué no, está muy bien logrado. Sin duda, es lo mejor de este videojuego junto a su atmósfera y la aparición de la siempre interesante mitología nórdica junto a varias pinceladas de la celta.


Como he mencionado antes, este juego me impactó mucho y trataba un tema que yo estaba abordando en La primavera ausente. Eso hizo que modificara ciertas partes del libro justo antes de su publicación, las referentes al Ausente y a Kirius y sus diálogos y reacciones, pues mientras jugaba se me iban ocurriendo mejoras. Y creedme, más allá de las partes más fantásticas y típicas de los videojuegos, después de jugar a Hellblade, no volveréis a ver la esquizofrenia con los mismos ojos.


¿Hay algún videojuego que os haya inspirado para escribir o de alguna otra manera?


¡Qué los Tres iluminen vuestro camino!

10 vistas0 comentarios
© 2020 - El Trastorno de Elaranne por Rubén H. Ernand- © Creación web Rebeca Egea